Saltear al contenido principal
Aventura En El Congost De Mont Rebei

Aventura en el Congost de Mont Rebei

Acercarse al Congost de Mont Rebei tiene algo de ritual iniciático. Cada vez que vaya será la primera. Cómo pasa con las lecturas de algunas obras clásicas, hay lugares que siempre guardan nuevos descubrimientos y nunca se acaban. Este es uno de ellos.

Ruta emblemática

Hablar del Congost de Mont Rebei es hablar de una de las rutas más emblemáticas de la geografía catalana. Entre las muchas particularidades podemos decir que comparte frontera entre Aragón y Cataluña, entre las comarcas de la Noguera y lo Pallars Jussà, y a la vez también espacios protegidos como la Reserva Natural de la Noguera y la Sierra del Montsec.

 

¡Vive la aventura por tierra agua, mar y aire!

A día de hoy, el Montsec es un territorio extraordinario que abre las puertas a los Pirineos. Rico, diverso y propicio para la aventura, la contemplación y la ciencia, constituye un entorno en el que se puede volar, navegar, hacer escalada o pasear: tres maneras de desplazarse que resultan cotidianas. Además, el cielo del Montsec ha sido catalogado por el programa Hombre & Biosfera de la UNESCO como uno de los mejores cielos del mundo en cuanto a la observación.

 

Territorio virgen

Se habla de él como del último gran Congost situado en territorio virgen. La fuerza del paisaje habla por sí misma: los grandes protagonistas de este monumento natural son el agua (el río Noguera Pallaresa) y la roca. Hay lugares que llegan a 500 metros de altitud; y, adentro el agua, atención, porque el máximo son veinte metros de anchura.

Sorprende el puente suspendido del barranco de Sant Jaume, porque nos sitúa en el lado de la emoción que suele provocar transitar a 40 metros sobre el nivel del agua. Por supuesto, también la cueva Colomera, a la que se accede atravesando la vía ferrata que, uniendo vértigo y singularidad, hace las delicias de los más aventureros.
Itinerarios a pie, en kayak, en bicicleta o en ala delta hacen de este territorio un lugar excepcional para el turismo activo. De gran valor ecológico, sus casi 600 hectáreas de espacio protegido garantizan al visitante sentirse muy bien tratado por la naturaleza. Ante tanta belleza, no es extraño que más de un viajero experimente un “Stendalhazo”.

Después de esta inmersión en el Pre pirineo más auténtico, el viajero más osado que por la mañana marchó ávido de aventuras, volverá satisfecho y agradecerá vivir el momento relax en Lo Palauet.

Opciones de rutas

Ruta 1: Es el recorrido habitual. Siguiendo lo GR-1, 4 km de itinerario, ida y vuelta. Duración estimada: 4 horas.

Ruta 2: Lo Queixigar y mirador de Altamiris: 2 km por poco más de tres horas. También atraviesa el puente suspenso y el barranco de la Maçana.

Ruta 3: El Obaga Grande y carboneros, recorrido de 2,5 km por el Camino de las Tarteres. Después de pasar el barranco de las Jullanes enlaza con el itinerario 2.

Volver arriba