Saltear al contenido principal

Lo Palauet es un hotel

No solo esto, nos define el concepto Hotel, Suites and Breakfast. Todas nuestras habitaciones conservan el mobiliario original de época y están equipadas para proporcionar la comodidad necesaria sin renunciar al encanto de un lugar único.

¿Vivir aquí es una aventura?

Por supuesto, y también una experiencia cultural. En cualquier época del año hay mucho por disfrutar en Lo Palauet. Conviene, pues, aprovecharse de biblioteca, terraza, bodega, salones y obras de arte. Todo ello hace de la estancia una manera de recrearse en la estética y el patrimonio decorativo.

¿De qué época es?

El patriarca de la familia, convencido de proteger la memoria, y, según cómo se mire, también la nostalgia, ha conservado de manera meticulosa un edificio que se encuentra en el antiguo barrio judío de Balaguer, la construcción del cual se remonta a 1333. Su restauración mantiene viva un aura de distinción.

Biblioteca y libros Lo Palauet

Pasemos a la Biblioteca…

Ah, sin duda una de las joyas de Lo Palauet, y una prueba de que la elegancia y el estilo se avienen, forzosamente, con el bienestar. Este espacio recauda la intimidad y, desde el momento en que se pisa, transmite fascinación inmediata.

¡Más de 1.000 volúmenes!

Hay diferentes maneras de disfrutar de los libros. Una de ellas es observarlos. Gran parte de los más de mil volúmenes de esta biblioteca son de tema religioso. Los más antiguos datan de la Edad Mediana. Después de salvarse milagrosamente durante la Guerra Civil, la colección fue adquirida al convento de San Doménec de Balaguer, si bien su origen se encuentra en el monasterio de Santa María de Bellpuig de les Avellanes, de donde fue sacada en tiempo de la desamortización.

Terraza para celebraciones. Lo Paluet

La terraza y el paso de muralla

Pues sí, también están a disposición del viajero. Son unos espacios ideales para desconectar, relajarse, tomar el sol, charlar o improvisar un aperitivo y pasear de día o por la noche, como un antiguo guardián.

¿Hay placer más grande que charlar en una terraza una noche de verano, o hacerlo ante el fuego del hogar en invierno? En Lo Palauet encontrará las dos opciones.

La bodega y el patio bajo la muralla

Si se desea organizar una degustación de vinos o una cena, con mucho gusto lo haremos. Podemos aprovechar la mesa de piedra maciza que domina este espacio.

También se puede visitar el patio bajo muralla, delimitado por los gruesos muros de piedra del edificio y por la muralla de Balaguer, un espacio único, fresco en verano, en el que se han celebrado conciertos, fiestas y reuniones de trabajo.

Entonces, ¿es verdad que Lo Palauet parece un museo?

Nada más y nada menos, además de constituir todo un catálogo de artes decorativas y un ejemplo de conservación que, como es sabido, es la esencia de toda cultura y aquello que da carácter y personalidad a los edificios. Mucha atención a la casulla del siglo XVI, al tapiz del comedor creado a partir del cuadro La comilla de Goya, que fue elaborado por la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara; a la colección de baúles, al espejo de Murano del Salón Romántico y a las muchas obras pictóricas que ornamenten todo el Palacete.

Volver arriba